Se nos fue el Pep

8 mayo, 2015

shutterstock_215807734

No por esperado te impacta menos la muerte de ciertas personas. Es cierto que, de alguna manera, todos veíamos que el tema no iba bien. Las señales no eran buenas, el cáncer, siempre el cáncer, pero además este de páncreas…el peor según dicen…y el último mes con varias estancias en el hospital. No, las señales no eran buenas pero cuando hablabas con él te transmitía ganas, ilusión, pasión…

Porque así era Pepe, el más fashion de Logisfashion, el que más sabía de moda cuando empezamos, el que más me enseñó y ayudó cuando con mi maletita me dedicaba a visitar clientes vendiendo algo que ni yo mismo entendía. Vendiendo lo que él sí que creía y era capaz de convencerme a mí y al cliente de lo importante del servicio, de que existía una verdadera necesidad. Y lo veías cuando hacíamos las rutas por sus clientes, muchos amigos que lo respetaban y admiraban, porque para ellos Pepe no era un proveedor era, sobre todo, alguien en el que confiaban.

Pepe era un Señor, así lo ha definido la mayoría de la gente con la que he hablado para transmitirles la noticia. Dentro de Logisfashion se le quería, siempre educado, atento, sabiendo escuchar tus problemas y no pretendiendo venderte sus logros, sus conocimientos, que eran muchos pero administraba de manera metódica. Siempre estaba para ayudar, nunca me dijo que no a nada que le pedí, se lo apuntaba en su libretita y siempre generaba una llamada posterior con los avances, nunca dejaba los asuntos colgados. Por eso se le valoraba, por su seriedad, no quieres un proveedor que te venda la moto, quieres uno que te cumpla. Y Pepe cumplía…

Recuerdo la primera vez que oí hablar de Pepe …(se me agolparon los recuerdos la noche que pasé en el avión camino de México cuando me acababa de enterar de la noticia que no por  esperada fue menos impactante)…presentábamos el proyecto de Logisfashion a nuestro Presidente  Pere Grau, otro que lo captó rápido y  que llamó a Pepe que sabía estaba en el ramo. Le resumió en 2 minutos lo que a nosotros nos había costado casi una hora explicarle y le preguntó que le parecía. Y Pepe se entusiasmó y apostó por nosotros. Y ya nunca se bajaría del carro…

Y recuerdo los viajes con él, como nos abría las puertas con sus clientes; Galicia, en Inditex le adoraban, los Domínguez, Lonia, Roberto Verino, Florentinoy siempre había tiempo para una buena cena y disfrutar de una buena botella de albariño y un purito de esos pequeñitos Punch que fumaba y que, al final, me aficioné…

Y recuerdo Burberry, tal vez el único momento de tensión cuando le echaron un buen rapapolvo por alguna metida de pata nuestra y se presentó en el almacén de Palau. Sin perder la calma nos empequeñeció (¡y Carlos mide 2,10m!). No se me olvidará nunca algo que machaconamente se me repitió a partir de ese momento: “aquí veo falta de…. ¿compromiso?”…glubs, no fue lo que dijo, sino como lo dijo; alma y figura.

Y recuerdo, ahora en mi habitación de un bonito pueblo que fue de pescadores en el Pacífico mexicano, el viaje que hicimos con todo el Consejo a México hace ya unos cuantos años. ¡Como disfrutaba aprendiendo! Que buen compañero de viaje tanto él, como Maria Antonia! Siempre atentos, nunca quejándose, ávido de conocer nuevos lugares, sabores, experiencias…así era Pepe.

Y recuerdo, como no, la de veces que me invitó a jugar al golf, primero en Sant Vicenç y luego en Llavaneras. A pesar de ser muy competitivo (jamás le vi perder la concentración) y de ganarme siempre, te hacia salir con la idea de que no lo habías hecho tan mal. Era exigente pero, a la vez, sabía valorar esos momentos que el golf te da y que te hacen (en mi caso) pensar que no eres tan malo como pareces…Así era Pepe.

Y recuerdo como me felicitaba (siempre el primero) cuando el Atleti ganaba algo. Claro que es más  sencillo acordarse de tus amigos del Atleti cuando gana que de los de su Barça mucho más acostumbrado a ganar. Y mira que  disfrutó de estos años de gloria del Barça, y mira que me alegré del triplete por él y mira que nos alegrábamos juntos cuando el Madrid perdía….

Hasta nuestro amigo Glyn lo clavó en un comentario en FB (y la verdad es que no le trató mucho): “Pepe was a Gentleman”…pues eso…descansa en paz Pepe que Logisfashion queda en buenas manos estando Marc por ahí.

¡Te apreciamos!