La logística ecommerce y el gran reto de vender internacionalmente

31 enero, 2019

El e-commerce supone una gran oportunidad y a la vez un reto para que las empresas se internacionalicen.

El comercio electrónico permite a las empresas comercializar sus productos en otros mercados con mayor rapidez que mediante la implantación de tiendas físicas pero es necesario un proceso de análisis, planificación y una posterior ejecución con la flexibilidad necesaria para adaptarse a todas las incertidumbres y características que no conocemos de los nuevos mercados.
¿Qué beneficios obtendrá la empresa que se internacionaliza con éxito?

  • Diversificar el riesgo,
  • Ganar en competitividad,
  • Acceder a un mercado mayor, en definitiva, seguir creciendo.
Gracias al comercio electrónico los proyectos nacen en un entorno global.

El ecommerce tiene la particularidad y la complejidad que puedes vender en todo el mundo, lo cual supone una ventaja como vimos en este post sobre sus datos, pero a la vez un gran reto a nivel logístico.


En un principio las ventas en el exterior serán muy escasas y podremos servirlas desde el almacén central, pero una vez conseguimos posicionarnos y el peso del negocio fuera del país empiece a generar volumen y ganar importancia, será el momento de hacernos la siguiente pregunta:

¿Continuamos enviando los pedidos desde el almacén central o deslocalizamos cierto stock en los nuevos mercados?

Las ventas online son especialmente sensibles tanto al coste del envío como a los plazos de entrega. Si los márgenes de venta no permiten realizar envíos express con plazos reducidos entonces requeriremos de un stock local para ser competitivos y poder desarrollarnos en el nuevo mercado.
La deslocalización de stocks en nuevos mercados añade complejidad a las operaciones ya que se requiere:

  • Conocimiento del mercado local
  • Búsqueda de recursos inmobiliarios necesarios
  • Destinar nuevos recursos para la implantación
  • Inversiones en sistemas informáticos,
  • Contratación de personal, en definitiva toda una serie de procesos que nos desvían de nuestro core business.

Otra opción es buscar el apoyo de socios locales o de operadores logísticos globales como Logisfashion con experiencia en los distintos mercados que puedan aportarnos ese conocimiento y soluciones a la medida de nuestras necesidades. Lo cual tiene muchas ventajas como:

  1. Aprovechar las economías de escala,
  2. Variabilización de los costes y reducción del riesgo.
  3. Mejorar los plazos de entrega y la gestión de las devoluciones
  4. Optimización de costes operativos.

Si tienes el foco puesto en Latinoamérica, nuestro Hub Cross Border en la zona libre de Colón en Panamá tiene muchas ventajas, ya que funciona como la puerta de acceso perfecta a Latinoamérica gracias a su ubicación geográfica privilegiada y sus beneficios fiscales (exención arancelaria). Al estar conectados por vía aérea, marítima y terrestre con las principales ciudades podemos servir a cualquier destino en unos plazos muy cortos.